• Home
  • Blog
  • Estudios para detectar el cáncer

Estudios para detectar el cáncer

El cáncer es una de las peores enfermedades que existe y también una de las que más sufren las personas, para detectarlo es necesario llevar a cabo un estudio que pueda ayudarnos a detectar de manera temprana esta tan temida enfermedad. Existen una gran cantidad de estudios que ayudan a detectar si existe algún tipo de cáncer en el cuerpo, sin embargo no todos estos estudios son conocidos, por este motivo nos hemos dado a la tarea de hablar un poco sobre cuales son los tipos de estudios más comunes que ayudan a detectar el cáncer. 

Existen muchos estudios especiales Tijuana que ayudan a detectar el cáncer, por ejemplo por medio de las radiografías y otros exámenes de este tipo es que se puede encontrar el cáncer en diferentes partes del cuerpo, los cuales incluyen los huesos y organos como el estómago y los riñones. Este tipo de estudios son ideales porque no requieren mucho tiempo, no provocan dolor y en pocas palabras no requieren ningún tipo de preparación especial. Por otro lado también están los estudios de contraste, los cuales si pueden llegar a requerir una preparación e incluso pueden causar algún tipo de molestias y efectos secundarios, dependiendo el tipo de estudio, pues existen varios. 

Estudios de contraste 

  • Angiografía, angiograma, arteriografía, arteriograma: este tipo de estudios se encarga de revisar las arterias del cuerpo, incluyendo las del cerebro, también los pulmones y los riñones. 
  • Pielograma intravenoso: este tipo de estudio se encarga de revisar el tracto urinario, como lo son los riñones, uréteres y la vejiga. 
  • Radiografías del tracto gastrointestinal inferior, enema de bario, enema de bario de doble contraste, enema de bario con contraste de aire: este tipo de estudios se encargan de revisar organos como el colón y el recto. 
  • Radiografías del tracto gastrointestinal superior, ingestiión de bario, esofagografía, estudio radiológico del transito intestinal: este tipo de estudios se encargan de revisar el esófago, el estómago y el intestino delgado. 
  • Venografía y venograma: este tipo de estudios se encargan de revisar las venas de todo el cuerpo, generalmente las de las piernas. 

Este tipo de estudios son estudios de rayos x especiales que utilizan tintes con base de yodo o materiales de contraste como el bario, junto con las radiografías para que los órganos aparezcan en la radiografía y de esta forma puedan obtener imágenes mejores. En la actualidad gracias a los avances en la tecnología este tipo de estudios ya casi no se usan, pues están siendo reemplazados por otros. Por ejemplo antes la angiografía se utilizaba para conocer la etapa y extensión de un cáncer existente y hoy en día para esto se utiliza la tomografía por computadora o la resonancia magnética. Sin embargo estos estudios más “viejitos” no quedan totalmente descartados, pues la angiografía se sigue utilizando para mostrar los vasos sanguíneos que están cerca de un tumor y de esta forma poder planificar mejor una cirugía que ayude a limitar la perdida de sangre. 

La realización de estudios para evitar la propagación y el avance del cáncer son muy importantes, pues una detección temprana es crucial para evitar una perdida en la calidad de vida de la persona a la que se le detecte.